21 jun. 2010

ANÁLISIS DE LA BICICLETA DEL CONDENADO DE FERNANDO ARRABAL

La obra trabaja con una cuota de ambigüedad muy pronunciada. Explicar en líneas muy generales ambigüedad: la dificultad de precisar un significado único, el desvío a la polisemia.
Los personajes fluctúan permanentemente, salvo Víloro, el condenado que no se ve como tal, que no ve, no puede ver la realidad, que la transforma, la idealiza, se idealiza. Tiene una enorme torpeza con el piano y sube enormemente en su estima cuando puede hacer una escala ascendente y mucho más cuando la hace también descendente y las puede repetir.
Aquí veo una intertextualidad con Beckett más fuerte: con las relaciones de sometedor-sometido (que aparecen en tantas obras de Beckett desde Esperando a Godot), aquí entre Víloro (sometido) y Paso y los dos hombres (sometedores). Pero Paso a veces juega (¿sólo juega?) al sometido, metido en una jaula que arrastra Tasla. La reiteración es otra constante beckettiana. Es la misma y otra (como en Godot, Pozzo y Lucky en cada aparición). La propia Tasla es de una manera cuando llega en su bicicleta con la jaula y tiene los diálogos de tono poético y surreal con Víloro y otra la que juega las escenas eróticas con Paso y los hombres. En una instancia es aliada de Víloro, en otra forma parte de los sometedores.
En esta obra son muy importantes los lenguajes kinésicos y proxémicos. Hay muchas secuencias que son puro movimiento y desplazamiento como en Acto sin palabras de Beckett. Así se producen los efectos de mayor erotismo pero también muchos de dominación. Ejs de estos lenguajes: principio de la obra p.147 a 149, 154/155, 157 a 159, 167 a 174, 181 a 185 (la obra termina como empezó con el lenguaje no verbal del movimiento). Como se puede ver, gran parte de la obra no necesita de la palabra. Es muy interesante como un texto hace resaltar otros lenguajes.
Víloro lucha por hacer lo que quiere aún cuando no lo hace bien, pero se lo impiden. El píano como metáfora de libertad en una sociedad opresora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario